La línea central (catéter venoso central)

Necesita una línea central como parte de su tratamiento. También se llama dispositivo de acceso venoso central (DAVC) o catéter venoso central (CVC). Es un tubo delgado y blando que se coloca en una vena que va hasta su corazón. Cuando ya no necesite la línea central, se la quitarán y su piel sanará. Esta hoja describe los diferentes tipos de líneas centrales. También explica cómo le colocarán una línea central en su cuerpo.

Contorno del pecho de un hombre donde puede verse el corazón con una línea central puesta.
El catéter puede tener más de un lumen o canal. Esto significa que pueden inyectarle diferentes líquidos o medicamentos al mismo tiempo.

¿Qué hace una línea central?

Una línea central suele usarse en lugar de una línea intravenosa (IV) estándar si necesita tratamiento por más de una semana o período similar. Se usa para introducir medicamentos o nutrición directamente en su torrente sanguíneo. También puede usarse para medir el flujo de su sangre (monitoreo hemodinámico), para extraerle sangre o por otras razones. Pregunte a su proveedor de atención médica por qué necesita una línea central y qué tipo le colocarán.

Tipos de líneas centrales

La línea central se colocará en una de sus venas, tal como se describe a continuación. La vena que se use dependerá de sus necesidades y su salud en general. Se introduce el catéter en la vena hasta que el extremo llegue a la vena más grande que está cerca del corazón (vena cava). Los tipos de líneas centrales son los siguientes:

  • Catéter central de inserción periférica (CCIP). Esta línea se coloca en una vena grande en la parte superior del brazo o cerca del pliegue del codo.

  • Línea subclavia. Esta línea se coloca en la vena subclavia, que se encuentra debajo de la clavícula.

  • Línea yugular interna. Esta línea se coloca en una vena grande del cuello.

  • Línea femoral. Esta línea se coloca en una vena grande de la entrepierna.

Inserción de la línea central

Le colocarán una línea central en el cuerpo mediante un procedimiento breve. Esto se hará en su cuarto de hospital o en una sala de operaciones. Su equipo de atención médica le dirá qué esperar. Durante la colocación de la línea central:

  • Le cubrirán por completo con una sábana grande estéril. Sólo dejarán sin cubrir el sitio donde se colocará la línea. La piel de ese lugar se limpia con una solución antiséptica. Estos pasos reducen el riesgo de infección.

  • Le inyectarán medicamento (anestesia local) cerca de la vena que se usará. Esto se hace para adormecerle la piel y evitar que sienta dolor durante el procedimiento.

  • Una vez que la anestesia local haga efecto, le introducirán con cuidado el catéter en la vena y lo pasarán hasta que el extremo llegue a la vena cava, cerca del corazón.

  • El otro extremo del catéter sobresaldrá unas pocas pulgadas de su piel. Puede ser que lo unan a su piel mediante puntos para sostenerlo en su lugar.

  • Su proveedor de atención médica enjuagará el catéter con una solución salina para limpiarlo. Esta solución puede incluir heparina, que previene la formación de coágulos sanguíneos.

  • Le harán una radiografía u otra prueba de diagnóstico por imágenes para que el proveedor pueda confirmar la posición del catéter y ver si hay algún problema.

Riesgos y complicaciones posibles

Al igual que cualquier otro procedimiento, las líneas centrales tienen determinados riesgos. Por ejemplo:

  • Infecciones.

  • Problemas de sangrado.

  • Ritmo cardíaco irregular.

  • Lesiones en las venas o en los conductos linfáticos cercanos a la vena.

  • Inflamación de la vena (flebitis).

  • Burbujas de aire en la sangre (embolia gaseosa). Las embolias gaseosas se trasladan por los vasos sanguíneos y bloquean el flujo sanguíneo del corazón, los pulmones, el cerebro u otros órganos.

  • Coágulos de sangre (trombos) que pueden bloquear el flujo sanguíneo. Los coágulos también se trasladan por los vasos sanguíneos y bloquean el flujo sanguíneo del corazón, los pulmones (tromboembolismo pulmonar), el cerebro u otros órganos.

  • Colapso de un pulmón (neumotórax) o acumulación de sangre entre los pulmones y la pared del pecho (hemotórax).

  • Lesión de los nervios.

  • Inserción accidental en una arteria en lugar de una vena.

  • Posición incorrecta del catéter.

Si experimenta algún problema con su línea central, hable con su proveedor de atención médica.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.